...::: Eres magia de colores :::... Te Amo...

INICIO
TU Y YO
LETRAS
OTROS

 

Para ti.

Este espacio te pertenece, como cada parte de mi, como cada sentimiento como cada momento, cada pensamiento, cada instante en que lo único que deseo es pasar el resto de mis días a tu lado. Eres la persona que anhela mi cuerpo y sueña mi corazón. En ti he encontrado todo lo que necesito y deseo que sea de ese modo, por el resto de mis días...

 

Que no falten en mi vida tus sonrisas, tus palabras, tus buenas intenciones y ese corazón bueno con el que me amas a diario...

 

Que Dios bendiga lo nuestro y nos colme de felicidad por siempre... Amén

 

 


Describiendo el amor...

 

Recurriendo a temas anteriores, en donde quizás pude haber hablado acerca de el amor, de forma general, de forma quizás teórica, dije en su momento, que el amor en si es una especie de inclinación del alma hacia una persona o hacia una cosa, es lo que dicen las letras... pero sucede, que científicamente no está comprobada la existencia del alma.... Y entonces es cuando comenzamos a solo sentir y dejar de lado las explicaciones sin sentido de la ciencia que jamás podrá descubrir lo que se guarda en el rincón impalpable del cuerpo... esa misma alma para la cual los libros no tienen respuestas claras, pero emocionalmente existe, y acompaña a un corazón latente, sangrante... que en lo personal... late solo por ti, cosita mía... y pretendo que siga siendo de ese modo, para entregarte de mi... solo lo mejor y aunque nadie pueda explicarme el por qué, ni la procedencia de lo que siento... solo sé que crece con los días y se proyecta en el tiempo... en nuestro tiempo que espero... sea eterno.

 


La mejor descripción

Corintios 1:13

Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe.
Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios - el saber más elevado -, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta amor nada soy.
Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve.
El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo.
No se alegra de lo injusto, sino que se goza de la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo.
El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías son también algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá.
Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuándo me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las vemos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido.
Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor.